Control de ratones

¡¡Ay!! ¡¡Un ratón!! Es mayor el susto que nos provocan con su aparición imprevista que el daño que suelen hacernos (hablamos, eso sí, generalizando). Lo peor no es que hayamos visto un roedor en nuestra eliminar-ratonescasa, sino que dicen que, por cada uno que vemos, son veinte los que se esconden en los huecos de nuestro hogar. Y peor aun es que esa previsión es demasiado moderada: cada una de las hembras tiene una camada de entre cinco y seis crías con menos de 2 meses de separación entre una y otra… Si suponemos que la mitad de cada una de las camadas son hembras, al cabo de un año, con los recursos suficientes, los ratoncitos serán legión.

3 tips para eliminar los ratones

¿Cómo eliminar los ratones definitivamente? Probado el veneno, nos damos cuenta de que no es demasiado práctico, en tanto que debemos manipularlo sin tocarlo directamente, ya que los ratones desconfiarán del olor del que nuestras manos lo impregnan. Además, sólo conviene este remedio si los roedores son muchos… ¿Por qué iban a comer algo desconocido teniendo al alcance de sus patas manjares que conocen y forman parte de su dieta habitual? Son animales. Son pequeños. Son irracionales. No son tontos.

Otra vía para eliminar esta plaga que puede entrar en nuestro hogar por agujeros de sólo tres centímetros de diámetro es que se encargue de ellos una gata. Los machos no cazan: ha de ser una hembra. Es una solución si el animal conserva el instinto cazador. Si la gata está recién parida, mejor todavía, pues su instinto le dicta que ha de cazar y fumigar-ratonesalimentarse bien en pro de la conservación de la especie. Eso sí: el animal debe ser criado por nosotros mismos, debemos alimentarlo en abundancia durante unos días y luego, de pronto, dejar de darle de comer para que se vea obligada a buscarla por su cuenta.

Pero la manera más recomendable para eliminar los ratones es la de colocarles trampas. Por ello entendemos la ratonera de toda la vida, la que suena ¡Chas!, ya que los aparatos de ultrasonidos no son efectivos. Además, y repasando el resto de tipos de trampa, el papel adhesivo los atrapa, pero no los mata, dejándonos una labor muy desagradable a nosotros.

El método para usar estas trampas tradicionales de modo efectivo comienza por espolvorear polvos de talco o harina, de modo que las huellas nos conduzcan al nido. Hecho esto, coloquemos la ratonera cerca de la entrada, cebada con carne o grasa animal (lo del queso funciona muy bien… en los dibujos animados). Una vez atrapado el intruso, deshagámonos de él sin tocarlo, con un recogedor. Es más, podemos tirarlos con trampa y todo, ya que, una vez que la toquemos, el olor a humano va a repeleros con casi total seguridad.

control de los ratones

Consejos para la eliminación de ratones

Prevención

Para prevenir que los ratones entren a las casas, todas las hendiduras, grietas, huecos y espacios más grandes que el tamaño de la tapa de un lapicero deben ser rellenados con virutas de acero. Estos huecos deben ser tapados con cemento, yeso o masilla. Los ratones no estarán en disposición de masticar o remover las virutas de acero. No es aconsejable que use madera para sellar los huecos porque los ratones son capaces de masticar este tipo de superficie.

La limpieza también es importante para ayudar a controlar una infestación. Asegúrese de lavar los platos inmediatamente después de usarlos. La comida debe ser guardada en contendores de vidrio o metal con tapas bien ajustadas. Los ratones adquieren su suplemento mayoritario de agua de las partículas de comida, por tanto, no deje sobrados sobre las mesas o los pisos ni ningún tipo de migajas.

Los gatos domésticos cazan ratones y pueden ser un método efectivo en la eliminación de estos especímenes, tanto como las trampas y los venenos. Sin embargo, los gatos y las trampas para ratones atrapan a un solo espécimen, en tanto que los venenos pueden ser dañinos para los humanos y las mascotas. El método más efectivo para el control de ratones es el administrado por un profesional entrenado en el control de plagas.

Las técnicas de exterminio domésticas varían desde trampas a repelentes y venenos. Algunas trampas son más humanas que otras. Las trampas de resorte pueden ser peligrosas para los seres humanos y las mascotas. Si tienen éxito matando al ratón, suelen dejar un desorden desagradable. Las tablas de pegante también son muy molestas y además el ratón puede ser capaz de escapar de ellas. Las trampas que capturan al roedor vivo, como las trampas jaulas, requieren que el propietario libere al ratón capturado. Las trampas electrónicas son el método preferido para una eliminación en pequeña escala, pero no son eficientes para manejar una gran infestación.

Los venenos pueden ser más efectivos que las trampas, sin embargo, ellos son tóxicos para los seres humanos. Los niños y las mascotas a menudo pueden enfermarse si ingieren tales venenos. De todas maneras, los roedores afectados a menudo buscan morir en áreas inaccesibles para las personas. Como resultado, sus cuerpos en putrefacción causan un olor fétido y muy difícil de erradicar.

La infestación de ratones es un problema y es peligroso para los seres humanos. Los ratones se alimentan de las fuentes de la comida humana y destruyen el cartón, el papel, las cajas y el plástico con el fin de construir sus nidos. El orín, la saliva y las heces de algunos ratones pueden contener virus y bacterias como la Salmonella y el Hantavirus. Por tanto, es necesario exterminar la infestación de ratones.

El más seguro y más eficiente método de exterminio de ratones es el que es administrado por un profesional en el control de plagas. Comuníquese con el experto de su localidad en este tema para solicitar una cita e inspección.

Antes de comprometerse con cualquier método de control o exterminio es necesaria la identificación apropiada de la población de la plaga. Los ruidos dentro de las paredes puede ser el resultado de una infestación de ratones; sin embargo, las culebras e insectos pueden hacer ruidos similares y ellos requieren diferentes métodos de exterminio. Es recomendable tomar acción ante el primer signo de infestación de ratones. La población crece rápidamente y es en extremo difícil de erradicar. Lo mejor es tratar la infestación cuando la colonia es aún pequeña. Los métodos convencionales para exterminar ratones incluyen el uso de trampas de resorte, tablas de pegante, trampas jaulas y trampas electrónicas. Las trampas para ratones hechas en casa pueden también ser utilizadas. Las trampas de resorte, trampas electrónicas y tablas pegajosas son diseñadas para matar el espécimen capturado, mientras que las trampas jaulas requieren que el dueño deje en libertad en su hábitat natural al ratón capturado. El uso de venenos no es aconsejable dentro de la casa. Los venenos para roedores son en extremo dañinos para los seres humanos y las mascotas. Después de la ingestión de veneno los ratones a menudo tratan de volver a los lugares donde anidan dentro de las paredes, para morir. Esto resulta en un olor fétido que es difícil de eliminar. Generalmente, el uso de venenos es aconsejable solamente cuando hay una infestación severa. Los métodos que utilizan los profesionales en el control de plagas son más seguros y más efectivos.

Si un ratón es atrapado se reduce la probabilidad de que muera dentro de las paredes o en áreas escondidas o inaccesibles. Si no se pone especial atención a los cadáveres de roedores en descomposición, ellos atraerán más plagas y pueden causar múltiples infestaciones.

Una variedad de trampas puede ser comprada en las ferreterías y supermercados. Las trampas deben ser probadas primeramente en áreas remotas de la casa antes de ser usadas en las áreas comunes. La efectividad de las trampas se puede incrementar cuando algún tipo de carnada es puesto en las trampas por un periodo de tiempo antes de activarlas. De esta manera los roedores, que suelen ser muy cautelosos, pueden acostumbrase a comerla sin darse cuenta del peligro implícito.

No obstante, las trampas para ratones exigen un gran trabajo por parte del propietario. Desde poner la trampa hasta eliminar al espécimen atrapado, el proceso puede ser desalentador, desordenado y molesto.  De todas maneras las trampas no proveen efectividad en el evento de una infestación severa y métodos administrados por un profesional pueden ser requeridos.

Por supuesto, si todo falla, es mejor llamar un profesional o una compañía fumigadora que nos apoye.