Murciélagos

murcielago

El problema que presenta este animal a los seres humanos es cuando hacen sus madrigueras en los sótanos o en los áticos de las casas. Se hará primero una reseña acerca de estos mamíferos voladores, y posteriormente se explicará cómo deshacerse de ellos.

Los murciélagos son mamíferos cuyas extremidades superiores se desarrollan como alas. Se conocen aproximadamente 1.100 especies y están presentes en todos los continentes, excepto en la Antártida. Pertenecen al orden QUIROPTERA. Son, los murciélagos, los únicos mamíferos vertebrados capaces de volar. Desempeñan un papel ecológico importante como polinizadores y en la dispersión de semillas. Más del 50% de las especies conocidas se orientan por la ecolocación  (del prefijo eco-, este del latín echo, y este del griego ἠχώ [ejó], ‘sonido reflejado’, y el latín locatĭo, ‘posición’) o eco-localización, a veces también llamada biosonar, es la capacidad de algunos animales de conocer su entorno por medio de la emisión de sonidos y la interpretación del eco que los objetos a su alrededor producen debido a ellos. Emiten ultrasonidos mediante contracciones de la laringe, son emitidos por la boca o la nariz y son amplificados por unas «láminas nasales» y pueden escuchar frecuencias hasta cien veces superiores a las que escucha el ser humano. Aproximadamente un 70% de las especies se alimentan de insectos y la mayor parte del resto se alimentan de frutas. Algunas se alimentan de pequeños vertebrados como ranas, roedores, aves, peces, otros murciélagos o, como en el caso de los vampiros (subfamilia Desmodontinae), se alimentan de sangre.

Es variable el tamaño de estos mamíferos voladores. Algunos miden entre 29 a 33 milímetros y pesan dos gramos; sin embargo el murciélago conocido como zorro volador filipino llega a medir 1.5 metros y alcanza un peso de 1.2 Kilogramos.

Se les ha considerado animales siniestros por sus hábitos de alimentación nocturna y por la incomprensión de cómo pueden “ver” en la noche. Su vuelo es mucho más maniobrable que el de las aves, pues sus alas son mucho más delgadas, lo que las hace también más frágiles y se pueden rasgar con facilidad. La superficie de las alas tiene pequeños receptores sensibles al tacto.

Los murciélagos que viven congregados en colonias son los que usualmente se encuentran en los áticos. Los áticos ofrecen a los murciélagos hembra un lugar cálido, seco y seguro para alimentar y criar a sus crías. Los murciélagos son animales pequeños con metabolismos muy altos -buscan calor- por lo cual es muy común encontrarlos en los áticos o altillos. Las crías son muy dependientes de sus madres. Ellos maman como todos los mamíferos y si un pequeño pierde su agarre de donde cuelga, puede caer y morir. Los áticos son en general el ambiente más seguro para que habiten colonias de murciélagos. Cuando un murciélago pasa del ático a la casa puede representar un peligro pues son transmisores de enfermedades, especialmente rabia. Cuando en un ático hay muchos murciélagos, éstos emanan un olor a almizcle que puede pasar al área habitada y causar una situación muy molesta.

También pueden encontrarse pequeños insectos en el lomo de los murciélagos y cuanto más cerca se encuentren los seres humanos  de ellos, más probabilidades tendrán de tener contacto con ácaros, pulgas, chinches y otros insectos picadores.

Las chinches son muy móviles y pueden bajar de los áticos con infestaciones de murciélagos, caminando distancias considerables para picar a humanos.

Si un murciélago introduce pulgas en su casa, lo más probable es que éstas se alojen en sus mascotas, perros o gatos. Una vez adentro, se puede desarrollar rápidamente una gran población de pulgas. Las pulgas viven en el ambiente, fuera del cuerpo de las mascotas y necesitan alimentarse de sangre para poder producir huevos.

Un insecto que viva en una “percha” de murciélagos puede transformarse en una infestación en su ropa, camas, tapizados o alfombras en muy poco tiempo. Uno o dos ácaros pueden salir de la colonia de murciélagos y los podrá encontrar en la mesa de su cocina. Pero si los murciélagos abandonan su ático por algún motivo, toda la población de insectos entrará en sus habitaciones buscando nuevas fuentes de alimentación. Por todo esto es muy importante que los técnicos que ataquen a los murciélagos también retiren los excrementos y otros desperdicios antes de terminar con la erradicación de murciélagos.

Los murciélagos son un riesgo para los negocios y restaurantes. Enfermedades o insectos de los murciélagos pueden infectar a sus empleados, clientes o alimentos. Hay casos documentados de enfermedades que han ocurrido en estas situaciones y de personal que ha enjuiciado a los dueños del establecimiento. Igualmente, si Ud. es un empleador y el medio ambiente de sus trabajadores se ve contaminado por murciélagos, Ud. sufrirá una caída en la productividad causada por enfermedades.

Deshacerse de los murciélagos

Es importante conocer el período de maternidad de estos animales (febrero y agosto), pues es el momento más adecuado para deshacerse de ellos. Durante la temporada de invierno los murciélagos hibernan.
Es importante para la localización de los murciélagos hallar los excrementos que van dejando. También cabe destacar que la presencia de una colonia de murciélagos genera mal olor.
Es importante dilucidar cuales son los puntos de entrada (y/o salida) de estos animales, para que cuando salgan por la noche a alimentarse, sellar todos los puntos de entrada y/o salida. Se dispone de un período de 24 a 48 horas desde el momento en que salen a buscar comida.

Deja un comentario